LA PARÁBOLA DE LAS DIEZ VÍRGENES

INTERPRETAR LA PARABOLA DE LAS DIEZ VIRGENES

Mateo 25
1Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. 2Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. 3Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. 5Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. 6Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 7Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. 8Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. 9Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 10Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. 13Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.

Permítannos mostrar un panorama sencillo y resumido sobre esta parábola. Obviamente pedimos encarecidamente un tiempo de oración y que puedan leer todas las referencias bíblicas una y otra vez.

Esta parábola es sin duda la más difícil de interpretar después de la historia del “hijo pródigo”. Existen actualmente más de cien interpretaciones según cada denominación religiosa.

Consideramos que la parábola primero debe comprenderse para luego ser interpretada. Es A CAUSA DE QUE NO LA COMPRENDEN QUE ERRAN EN LA INTERPRETACION.


Las religiones y sus instituciones aún con toda la teología todavía no han alcanzado a comprenderla. Muchos tratan la parábola como si fuera un “enigma” a resolver y buscan ocasión mediante supuestos artilugios bíblicos para explicar que es cada elemento que aparecen en la parábola. A causa de esto se ha producido mucha confusión porque han sacado de contexto a la parábola para irse detrás de interpretaciones puramente humanas.

Nuestro pequeño aporte tiene el objetivo de ayudarte en la comprensión de la parábola. Hemos dicho que primeramente que hay que concentrarse en la historia de la parábola y escapar de toda conjetura religiosa, es decir, hay que concentrarse en la “SITUACIÓN” de la parábola y no en los “COMPONENTES”.

La Parábola es MUY IMPORTANTE, porque el Señor Jesucristo está anticipando la condición del “REINO DE LOS CIELOS” antes de su Venida, es decir, está describiendo la condición de todo lo que compete al cristianismo y a la Iglesia frente al fin de los tiempos.

El primer verbo a tener en cuenta es “será” (Mt 25:1), a futuro, es decir durante el bloque de eventos y señales que el Señor Jesús viene describiendo en Mateo 24 (Mt 24).

Ya a esta altura tenemos que tener plena conciencia y buen discernimiento del resto de las parábolas.

Resumidamente podemos concluir que:

-       El “Reino de los Cielos” comenzó con la parábola del Sembrador (Mt 13:1-9)

-       El enemigo sembró cizaña, lo que implica que el “Reino de los Cielos” es decir el campo está contaminado (Mt 13:24-30).

-       El “Reino de los Cielos” ha crecido a través de los tiempos en toda la humanidad como un árbol de mostaza, actualmente el cristianismo cunde en todo el mundo, al punto tal que muchas “aves” se aprovechan de ella y viven en ella y de ella (Mt 13:31-32).

-       El “Reino de los Cielos” se ha diluido como levadura en pan. La Iglesia está en medio de la religión (aunque no en todas) (Mt 13:33).

Entonces en la parábola de las 10 vírgenes:

Primero: El punto importante aquí es LA SITUACION de las diez vírgenes, esa es la razón de la parábola, no la boda, no el esposo (estos podrían considerarse secundario).

Segundo: El resto del contexto debe asimilarse como ingredientes adicionales para comprender la situación de la parábola.

Tercero: Obviamente estamos involucrados por lo tanto es importante la doctrina o enseñanza que obliga a reaccionar frente a la parábola.

No hace falta demasiada “hermenéutica” o “teología” para saber de que está hablando el Señor Jesús, sobre todo considerando que después de indicarles las señales proféticas (Mt 24), pasa a explicarle mediante parábolas como habrían de vivir los cristianos durante aquellas predicciones dadas anteriormente.

Lo primero a tener en cuenta es la comparación “El Reino de los Cielos” = “10 vírgenes” que trasciende sobre un evento “salen a recibir al esposo”

El verbo que refleja la situación está en modo futuro “será” (Mt 25:1) haciendo referencia al tiempo final explicado anteriormente (considero que no hace falta extendernos en esto) muy diferente al verbo “es” de la parábola contigua “de los talentos” (Mt 25:14).

En general cuando se expresa “El Reino de los Cielos” está hablando de todo aquello que concierne al Evangelio y su efecto en la humanidad (Mt 3:2; Hch 28:31; Col 1:13, 4:11; Ro 14:17), que en definitiva se traduce o hace referencia a la situación de la Iglesia en los tiempos finales.

La interpretación más lógica y racional (Espiritualmente hablando) sería:

La Parábola está hablando de una situación apremiante, está hablando de una crisis, que es la crisis en la que se encuentra la Iglesia actual. La parábola indica que la Iglesia está dormida al igual que las religiones (Mt 25:5).

Una Iglesia dormida es un Iglesia que no se percata de su situación ni de lo que está pasando, una situación analógica y equivalente se refleja en Ap 3:14-22 una Iglesia tibia, que se considera rica y que no tiene necesidad de nada (que es el sueño que vive la Iglesia de hoy) y sin embargo su realidad es que está desventurada, miserable, pobre, ciega y desnuda.

La parábola refleja que de las 10 vírgenes 5 son prudente y 5 son insensatas, pero el problema es que todas cabecearon y se durmieron.

La reacción de todas comienza cuando llega “El Clamor” (Mt 25:6) con el mensaje que dice “¡Aquí VIENE EL ESPOSO; SALID A RECIBIRLE!”. Este es el MENSAJE DE LA PARABOLA.

La clave es el verbo “salid” (Ap 18:4-5). Siguiendo la analogía con la Iglesia en Ap 3:14-22, vemos que Cristo está fuera de la Iglesia y llamando a la puerta (Ap 3:20) un poco extraño pero que explica la situación grave (tibieza) de la Iglesia, puesto que se ha alejado de la Cabeza (la cual es Cristo) para irse detrás de los hombres y sus religiones.

Ahora nos toca meternos dentro de la parábola porque es para todos el mensaje, para ti, para mi, para todos, y considerar que es muy grave nuestra situación.
Por una parte podemos decirte que aquel Clamor ya ha comenzado, y que ya hay hermanos que están despertando en diferente partes del mundo que están considerando la crisis, la apostasía y los tiempos finales y aún en la mayoría de las religiones se habla de los tiempos finales. Pero lo que hace la diferencia a partir de ahora es quien tiene el Aceite (Espíritu Santo) y quienes no, y los que tienen el Aceite deben apresurarse a “levantarse” (Ro 13:11) (esto es tomar el control) “preparar las lámparas y encenderlas” (buscar la Santidad y Velar Heb 12:14; 1 Te 3:13), porque si bien la religión se despierta no tiene el aceite y busca “avivamiento” y se apagan sus lámparas. Y todo transcurre tan rápido como ahora que no hay tiempo, el Señor Viene, realmente Viene y será precipitado para todos y muchos se quedarán y muchos correrán avergonzados (1 Jn 2:28).
En un sentido figurado es tiempo de separar el trigo de la cizaña (Mt 13:24-30), los justos de los injustos (Mt 22:1-14), los prudentes de los insensatos (Mt 25:1-13).

La cizaña se junta primeramente (refiriéndose al ecumenismo) (Mt 13:30), luego el trigo (la Iglesia despierta, vestida en santidad e irreprensible).

El desenlace es que la Iglesia que esté con su lámpara encendida entrará con el esposo y las religiones quedarán afuera.

Por lo demás hermanos, el Señor les dé Luz y verán como todas las otras parábolas se acoplan tan perfectamente a esta y al sentido mismo de los tiempos finales.

No hay razón para conjeturar fuera del contexto o yéndonos por la tangente para analizar la boda, el esposo, la esposa, las vírgenes, etc.

Dejamos también dos link de audio lectura sobre la apostasía y las doctrinas aborrecidas por el Señor Jesús.

http://apoyobiblico.blogspot.com/2011/08/la-apostasia.html

http://apoyobiblico.blogspot.com/2011/09/doctrinas-aborrecidas.html

EL SEÑOR JESUS VIENE Y SIN SANTIDAD NADIE LE VERA (Heb 12:14; 1 Te 3:13)

La Paz del Señor Jesús.